Elegante y salvaje a la vez, diversa, ecléctica, Punta del Este invita a recorrerla, conocerla y enamorarse.  Desde aquí un breve recorrido por algunos de sus atractivos.

La Península: Este sutil retazo de tierra que se interna en el mar y marca la división entre el Rio de la Plata y el Océano Atlántico, (si bien sus aguas son marinas), es el epicentro y corazón de Punta del Este. Con una costa sobre la Bahía de Maldonado, la Playa Mansa seduce con sus atardeceres únicos, sus aguas calmas, ideales para nadar, y disfrutar en familia. La costa oceánica, atrapa con la fuerza y energía de la Playa Brava, delicia de surfistas y quienes aman la adrenalina de deportes acuáticos mas extremos.

Rodeada de playas de arenas y rocas, la península encierra en su corta extensión numerosos atractivos. Caminar por Gorlero o correr por su rambla, son uno de los favoritos  de visitantes y lugareños, con una vista que abarca la bahía, la Isla Gorriti, el océano y la Isla de Lobos.  La península, también cuenta con numerosas propuestas gastronómicas con platos sabrosos elaborados con productos frescos de la zona, como los pescados y mariscos traídos del puerto.  Recorremos la península?

La Plaza de los Artesanos, es una parada obligada, con stands de variadas artesanías y espectáculos para grandes y niños por la tarde y la noche, organizados por el Municipio durante los meses de verano.

El puerto merece un capítulo especial. Consagrado como uno de los puertos deportivos más glamorosos de la región, se ha transformado en uno de los puntos de encuentro y entretenimiento en sí mismo. Recorrer sus escolleras con impactantes embarcaciones de todo el mundo, comprar pescado fresco, o elegir paseos en barcos y catamaranes, son algunas de las opciones que podemos elegir. También en el puerto se ubican restaurantes y pubs, con propuestas imperdibles para la noche. Tomar un trago, y saborear un platillo especial, escuchando música con la vista de los barcos iluminados es una experiencia única.

 

Fashion Road “La calle 20” Si bien se ubica dentro de la península “La 20” como la llaman los lugareños, es una calle de siete cuadras donde se agrupan las principales grifas internacionales de moda, y tendencias. Ornamentada con palmeras en todo su trayecto, el “efecto 20” se extiende también a algunas calles vecinas, como la 29, la 28 o la 18. Allí podrán recorrer comercios con productos únicos, y también propuestas gastronómicas ideales para hacer un alto en los paseos de compras.

Paseo Gastronómico “La 27”: La Calle 27 entre “La 20” y “El Emir· es uno de los nuevos puntos de encuentro  para comer, disfrutar de un trago o escuchar buena música. En estas cuadras se agrupan ; un cine, patio de comidas, restaurantes pubs y bistrós que ofrecen desde platos gourmet, a comidas rápidas, cerveza artesanal y shows musicales.  Simplemente alli encontrarás las opciones mas variadas con un estilo descontraidos y cálido.

Design Distric Esta zona comercial, se proyecta sobre la Avenida Salto Grande y se extiende hasta la rotonda de Av Roselvet y Parda 5. Se ubican allí locales enfocados a la decoración, y equipamiento del hogar. Una zona arbolada y muy verde que atraviesa la Plaza México, ideal para disfrutar con los más pequeñitos y un punto de encuentro para ferias orgánicas de productores locales.

Boulevard Gourmet: La Avenida Pedragosa Sierra desde Av. Rooselvet hacia el Cetro de Convenciones, se conoce como Boulevard Gourmet, ya que en esta zona se reúnen Hoteles Boutique y restaurantes con propuestas gourmet.

Balnearios del Este: Cruzando el doble puente ondulado parece  que se entrara en otra dimensión. Aquí comienzan los balnearios La Barra, hasta La Juanita, sitios mágicos, con personalidad propia.

La Barra tiene los más variados contrastes, entre su dinámica calle principal muy concurrida, y colmada de ateliers, locales gastronómica, shoppings, boutiques, casas de antigüedades, mueblerías, en fin, todo lo que puede imaginar y mucho más; y la tranquilidad de algunos de sus rincones de casas confortables. Las playas de La Barra son la delicia de los surfistas y su Mercado de Pulgas, el preferido de los amantes de los objetos antiguos. La Barra es una capital del arte, ya que se ubican allí los principales ateliers y artistas, que durante los veranos abren sus puertas y reciben a los visitantes con una copa de vino .
Manantiales: Muy próximo a La Barra, Manantiales se ha trasformado en un reducto cada vez mas requerido por los turistas. Con un centro animado y de propuestas variadas, en su extensión este balneario tiene playas únicas, propuestas gastronómicas famosas y hoteles de primera línea, entre ellos el cinco estrellas Punta del Este Resort y el Hotel boutique Kalá.
José Ignacio: Esta pequeña península dentro del océano se ha transformado en la perla de los balnearios esteños. Con construcciones bajas y un estilo descontraído pero elegante, José Ignacio es donde todos quieren estar, al menos durante un momento. Con playas espaciosas de blancas arenas y propuestas gastronómicas únicas, José Ignacio atrae a quienes desean descansar y apartarse del ruido. Ya lo reza un cartel a la entrada de este paraíso; “Aquí lo único que corre es el viento”… Y parece que la fórmula es un éxito, ya que se dan cita allí empresarios, famosos y personalidades del jet set internacional, para disfrutar de sus días y noches. Uno de los sitios más buscados del lugar es La Huella el restaurante ubicado en un parador, famoso mundialmente por su deliciosa carta y su excelente atención.

Punta Ballena; A pocos minutos del centro de Punta aparece esta pequeña península en el Rio de la Plata, y por su apariencia fue llamada Punta Ballena. Con vistas panorámicas realmente impactantes sobre el “lomo” de la ballena, este lugar es la cita obligada de los visitantes, ya que allí se ubica la mítica Casapueblo, la construcción hecha por el gran maestro Carlos Páez Vilaró, y donde hoy funciona un hotel y su atelier, con una muestra de su obra. Al caer el sol, cada día se escucha la voz del artista con su oda al sol, una experiencia realmente emocionante.

Laguna del Sauce: Además de ser uno de los espejos de agua dulce más importantes del departamento, esta laguna y las serranías cercanas son u zona de las zonas más requeridas por los europeos. En su entorno se ubican grandes casas de veraneo, hoteles sofisticados, restaurantes y el nuevo Alive Heath Spa / Resort, recientemente inaugurado. La biodiversidad de la zona es fantástica, por lo que los amantes del avistamiento de aves, o de la fotografía disfrutarán a pleno este sitio.